Guitarras de Luthier – Matías Costa

Detalle guitarra de luthier
Clavijero guitarra artesanal de luthier

Fabricación de guitarras de luthier y otros instrumentos

Imposible quedar indiferente ante la magia de ver nacer un instrumento musical, desde la elección de los materiales que se usarán hasta pulir el último detalle estético. Las guitarras de luthier, debido a su fabricación artesanal y pieza por pieza, son obras únicas e irrepetibles.

Mi profesión y mi pasión

En mi caso, ser luthier va mucho más allá de ser algo con lo que “me gano la vida’. Es un camino de aprendizaje constante que encontré gracias al amor por la música.

Crear un instrumento desde su diseño y verlo luego materializado y sonando en manos de un músico, tiene un componente de magia que da sentido al trabajo que realizo cada día. Espero poder transmitirte todo esto a través de mis instrumentos.

La belleza del proceso de fabricación de un instrumento

Es algo realmente muy especial poner el alma y la energía en la construcción de un instrumento. Todo luthier lo hace sabiendo que luego esa pieza estará en manos de un músico que le dará vida y que lo hará parte de su historia creativa, musical, y personal. De alguna manera, nos permite formar parte de esa historia.

Elegir la madera, tocarla, pulirla, barnizar, trabajar cada detalle. Luego, escuchar el instrumento “hablar” por primera vez. Trabajar su sonoridad, su afinación. Se convierte casi en una especie de meditación, en un diálogo entre instrumento y luthier.

Considero la fabricación de guitarras artesanales como un acto de amor y dedicación. Es un enorme privilegio poder generar un canal para que la música se manifieste, ser el “arquitecto” del puente expresivo entre el músico y la música.

Ser luthier (además de músico) es algo que terminó por dar sentido a mi historia. Mi relación con los instrumentos ya no se limita sólo al acto de interpretar una canción, sino también al mágico nacimiento del mismo.

No hay dos instrumentos de luthier iguales, no hay dos guitarras de luthier iguales…así como no hay dos músicos iguales. Siempre trabajo con la idea de esa singularidad en mente. Cada instrumento adquiere un alma y una personalidad. Cada guitarra, mini guitarra, ukelele o guitalele es una pieza irrepetible, que tendrá una vida y una historia propia.

Matías Costa luthier guitarras

guitarra de fabricación artesanal Matías Costa

Mi camino como luthier

Cuando era niño, cerca de casa vivía un luthier. Yo no entendía exactamente cuál era su oficio, me intrigaba. Pasaba por allí y me quedaba hechizado, mirando a través de una de sus ventanas. Me resultaba fascinante ver todas aquellas guitarras de luthier colgadas en la pared: algunas guitarras ya terminadas, brillantes con sus cuerdas y clavijeros relucientes, y otras con sus maderas aún en crudo, de diferentes variedades y colores.

Observaba a aquel hombre, la forma cómo utilizaba cuidadosamente sus herramientas y con qué paciencia realizaba su labor de luthería. Me impresionaba el orden y la prolijidad que mantenía en sus formones, cepillos, sierras, etc. Pero la sensación que más se quedó conmigo, fue el olor a madera recién cortada que desprendía ese taller de luthier.

Mi primera visita al taller del luthier

En casa había una guitarra bastante deteriorada de cuando mi madre era una niña. Años más tarde, aprendí mis primeros acordes con un músico amigo de mis padres, Fernando Sepúlveda. Fue quien me propuso que lleváramos la vieja guitarra a reparar. Casi sin darme cuenta estaba dentro del taller de lutería que yo tanto observaba en mi niñez.

El día en el que fuimos a buscarla, estaba impecable: cuerdas nuevas, trastes pulidos, diapasón de ébano limpio, clavijeros lubricados, el cuerpo de palo santo brillante y ni un solo rastro de las roturas anteriores. Magia pura.

Con esa guitarra estudié durante años en el conservatorio de la ciudad de Mendoza y cada tanto la llevaba al taller del luthier para hacer algunos ajustes. Nos poníamos a hablar de diferentes tipos de maderas, encordados, sonoridad y construcción de guitarras. Sentía una gran admiración por su oficio, y me resultaba fascinante cómo se construían los instrumentos de cuerda pulsada.

Fabricando guitarras de luthier en Barcelona

Guitarra artesanal taller de luthería
Matías Costa luthier instrumentos artesanales

En el año 2000 me mudé a Barcelona buscando vivir de lo que me apasionaba: la música.  No pude viajar con mi instrumento, entonces al poco tiempo compré una guitarra en Barcelona. No sonaba mal… pero extrañaba mi antigua guitarra. Fue así que empecé a considerar la idea de fabricar yo mismo una guitarra acorde a mis necesidades.

Al principio construí instrumentos de forma autodidacta. Usaba cajas de habanos, maderas recicladas y todo lo que encontraba a mano para convertirlo en ukeleles. Me di cuenta de lo mucho que disfrutaba de trabajar con las manos, y de usar diferentes herramientas sobre un material tan noble como es la madera… así que decidí ir más allá y construir mi primera guitarra.

No quería dar pasos en falso en mi camino hacia convertirme en luthier, por lo que compré maderas macizas de primera calidad, y empecé un curso de luteria en el taller “Torrelles i Sart”. Descubrí que la construcción de instrumentos a mano me apasionaba tanto como componer e interpretar música.

Más tarde seguí profundizando en mi formación con el luthier Guillermo Carrizo, ya convencido de que esto era mi pasión. Me fue guiando en los pasos para construir mis primeras guitarras de luthier, y terminó convirtiéndose en mi gran maestro.

Convirtiendo la fabricación de instrumentos artesanales en mi pasión

Las clases de fabricación de guitarras y otros instrumentos de cuerda pulsada se convirtieron en extensas charlas de aprendizaje sobre maderas y sus propiedades. Descubrí las diferencias que hay entre utilizar una tapa armónica de pino abeto y otra de cedro, estudiando los diferentes tipos de varetaje. Estudié la diversidad de maderas y sus sonoridades, que pueden utilizarse en el fondo y aros. También supe cómo se comporta el ébano o el palo santo de la India en un diapasón. Comprendí la importancia del puente, su peso y cómo transmite la vibración a la tapa. Aprendí las diferentes formas de elaborar una roseta personalizada, y tantas cosas más que abrieron un nuevo mundo ante mis ojos.

 También supe allí cómo utilizar correctamente y con precisión las diferentes herramientas manuales típicas de un luthier artesano: cepillos, bastrenes, garlopas, formones, sierras, gramil, prensas y otras.

Así, lo que empezó con una inquietud y con la idea de construir mi propia guitarra, se convirtió en mi pasión y estilo de vida. Cada día aprendo y sigo poniendo amor y energía en cada instrumento que fabrico.

Me llena de orgullo saber que los instrumentos que fui construyendo terminaron en manos de grandes músicos de España, Argentina, Uruguay y Suiza, que estas piezas que salieron de mi taller forman parte de su historia.

Fabricar estos instrumentos es mi forma de devolver al menos una pequeña parte de todo lo que la música me ha dado.

Te invito a contactar conmigo para visitar mi taller, y conocer y probar de primera mano mis instrumentos. Puedes comunicarte a través del formulario de contacto que verás más abajo en esta misma página, o a través de la página de CONTACTO, donde podrás encontrar toda la información necesaria. Gracias!